Sito Simancas “Medalla”

Alba Sabina Pérez

Alba Sabina Pérez

Mañana se conceden esos galardones y premios que se hacen coincidir con el Día de Canarias, entregados por el Gobierno autonómico a personalidades que han destacado en distintas áreas. Distinciones, al fin, a sus trayectorias profesionales, a su aportación a la comunidad durante su vida.

Uno de esos homenajeados mañana será Jesús (Sito) Simancas Megolla, natural de Playa de Santiago, un pueblo costero y pequeño situado en Alajeró, en la isla de La Gomera, con la medalla de oro en la categoría de Comunicación.

Quienes no conozcan a Sito ni hayan escuchado hablar de él, se preguntarán por qué, a los ochenta y dos años, recibe este premio un gomero afable y risueño que ha trabajado toda su vida, y que ahora, ya jubilado, vive con su mujer, una de sus hijas y dos de sus nietas, en Tecina. En realidad, sólo tendrían que buscar su nombre en Google, para leer cómo se formó en la radio, fue el primero en instalar antenas, tener una emisora, y llevar la televisión a La Gomera; cómo fue el que introdujo y divulgó el medio radiofónico entre los gomeros, para acabar siendo referente en la comunicación y las relaciones humanas en la isla colombina.

Sito Simancas

Sito Simancas

Quienes no lo conozcan, podrían y hasta debieran buscar información sobre él; pero se estarían perdiendo lo mejor de Sito. Lo mejor de él, y quizá lo que no sabe el Gobierno, es que está entregando una medalla no sólo merecida, sino que con ella premian y reconocen también a miles de personas que tratan a este hombre personalmente, hablan con él a través de las frecuencias, y que han encontrado en su voz, en su esfuerzo, en su ilusión, en su trabajo, un hombro en el que apoyarse, una sonrisa cómplice, o un chiste guardado que no se esperaban para sacarlos de una tristeza que ya Sito intuía o quizás sabía.

Desde que saltó la noticia en los medios, he leído muchos comentarios y felicitaciones, y el que más me ha gustado fue uno de alguien que escribió: «Cuando entré a la emisora de Sito por primera vez y vi aquel desastre de sitio, lleno de cables enrollados por todos lados, pensé: este loco ama lo que hace». Y así es, este «loco» se puso detrás de un micrófono por primera vez en los años cincuenta para avisar a las falúas que llegaban a la costa de su pueblo natal, y desde entonces ha sido radioaficionado, haciendo cursos y especializándose en radiofonía, sin dejar nunca de lado la parte de ocio y la parte altruista, ayudando a quien lo necesite, en cualquier rincón de la isla a reparar un aparato de cualquier tipo, cogiendo el coche para recoger a quien fuera, donde fuera y traerlo a su emisora, entrevistando a cualquier hora a cualquier persona que tuviese o quisiera compartir algo, sin poner excusas, sin que la hora fuese un problema, sin impedimentos y sin condiciones.

Su radio, Radio Tagoror, es tu radio, y eso lo saben todos los gomeros y todos los que aman la isla, y también “Los Chinchorreros”, su club de fans, que va desde Indonesia hasta Venezuela siguiendo los pasos de su programa más emblemático, “El Chinchorro”, donde cual patio de vecinos, cualquiera puede entrar en directo, pedir una canción, saludar a un vecino o contar un cotilleo. De pronto, podemos también escuchar a un escritor hablando sobre su nuevo libro o a un grupo sobre un disco recién estrenado. Podremos escuchar a Marisol Ayala hablando sobre comunicación o sobre «El caso Kárate», un sábado a las dos de la mañana, tras una conferencia en el Hotel Tecina.

Carnet de Radioaficionado

Carnet de Radioaficionado

Todo puede pasar, y eso es lo mejor que puede pasarnos. Sito no sólo está detrás del micrófono, está escuchando, atento, e igual que este hijo de pescador iba hasta la Villa de San Sebastián caminando con su hermana Clara a vender el pescado de su padre Pepe El Chico, escuchando a todo el que se cruzaba, sus oídos siguen abiertos, y aun cuando puedes pensar que no te está prestando atención, este hombre autodidacta, generoso, noble, dueño de una inmensa biblioteca, tiene sus cinco sentidos puestos en ti.

Probablemente sea el padrino de media Gomera, y pasear con él por la isla es casi imposible sin perderte en un mar de abrazos y saludos, conversaciones y paradas para recibir o dar regalos; pero Sito es así, ha ganado todo ese afecto antes de cualquier premio. Ahora he oído que no quiere que lo llamen Sito Simancas Megolla, sino Sito Simancas Medalla. Así lo haremos. Y agradezco a la primera falúa que le enseñó que un micrófono es más que una forma de hablar, y que la comunicación es siempre una celebración compartida de la vida. Felicidades Sito, enhorabuena. Hoy, mañana, todos somos gomeros y te necesitamos. Sé de sobra que estarás ahí.

Compartir
Publicado en Colaboraciones | Etiquetado | Deja un comentario

Mi hermano Víctor Sánchez, culpable

Carla Sánchez

Carla Sánchez

Todos los años por estas fechas, el mismo dilema, ¿Qué le compro? Es complicado imaginar qué se le puede regalar a alguien tan poco materialista que me hace enfadar todos los 6 de Enero porque se deja atrás su regalo de reyes, créanme, es complicado. Sinceramente suelo quedarme en blanco, más sabiendo que él es el único culpable de todo.
Víctor y yo compartimos padres, hermanos, libro de familia y muchas aficiones. Podría remontarme al pasado y transcribir las palabras de mi madre: “Cuando nació tenía rubias hasta las pestañas, parecía albino”. Pero no quiero aburrirles con detalles biográficos que me alejen de explayarme a gusto en su culpabilidad.

Es mi hermano y lo quiero, lo admito, pero es culpable. Por su genio inquieto yo supe desde pequeña que siempre había algo más allá de las explicaciones de la tele y la creencias estándar, teniendo su efecto inmediato en mi comunión, que me cuestioné seriamente una noche antes de hacerla, pero mi madre logró convencerme con la fiesta y los regalos. Él es el origen de la incomprensión que recibí en el colegio por no comprar la Super Pop, compra innecesaria, si ya tenía en casa la Muy Interesante o la GEO, por tanto desconocía si el especial de la semana era Sensación de Vivir, porque yo fantaseaba con Grecia, Roma, Egipto o los Fenicios.

Víctor en la actualidad.

Víctor en la actualidad.

Escuchaba encantada Aqua o los Backstreet Boys en los recreos, pero en casa ponía veinte veces “ La Arenosa” de Mercedes Sosa, “ Calle Melancolía” de Sabina, “Monólogo” de Silvio Rodríguez o “ No volveré” de Chavela …gente que para el resto de mi clase eran, lógicamente, vete a saber quién… Mi hermano es responsable único de que yo tararease con ritmo a Rubén Blades, La travesera de Johnny Pacheco en La Fania o mi preferido, el malogrado Héctor Lavoe.

Defensor de lo nuestro sin límites, me hizo perder el interés por los tribales, sin saber antes que era una pintadera, el “Rap a Duras Penas” de Taller Canario, o el compás de unas chácaras.
Por él sufrí los nervios de saber que al día siguiente era el pasacalle de Los Totorotas, y pasarían bajo la ventana de mi madre saludando y llenándome de pintura al bajar a besarlos. No puedo pasar desapercibida en ningún duelo, es clavado a mi padre, su fotocopia, nos reconocen nada más llegar… Oye !!! ¿Ustedes son los hijos de Lolina y Viñoly no?
No contento con todo esto y para asombro de los lectores, me sacaba de la cama en pijama, siendo una niña y me subía abrigada con su albornoz a la azotea:

– Mira eso Carla, ¿Sabes lo que es?
– No… ¿Es un avión?
– Es un cometa y ahora mismo eres una niña afortunada, porque no volverá a pasar por aquí hasta que nazcan tus tataratataratataranietos…
– ¿Y que és un cometa Víctor?
– Pues un cometa es…

Víctor y Carla

Víctor y Carla

Además, me hacía trasnochar, viendo atardecer y amanecer de un mismo acto, en escenarios como la presa de Soria o Veneguera, en un tirón de horas que pasaban volando escuchando los acordes de su tercer brazo: su guitarra.
Fue durante años origen de mis cabreos por el ruido que, fruto de su virtuosismo con los instrumentos, hacía con la adquisición de turno, ya fuese, timple, cuatro, guitarra, congas, bongós, quena, claves, cencerro, maracas, güiro… a todas mis quejas, mi madre intentaba contentarme “Mi hija, ya sabes, que tu hermano Víctor, cuando no es Juana, es la hermana”.

Por si les ha parecido poco, a la temprana edad de cinco años, me dio una hermana, mi cuñada Tere, y crecí viendo como encajaban como dos piezas, que, de tanto encaje, me hicieron tía, dándome la satisfacción de querer, cuidar y consentir sin límites a mis sobrinos.

Todos mis hermanos, todos, sin excepción, me han enseñado algo, pero mi hermano Víctor en su línea de crearme conflictos, me ha convertido en deudora, deudora del legado que fundamenta muchos aspectos de lo que hoy soy y además de deudora, morosa, porque no sé cómo devolverle mi amor por la música, la lectura, el carnaval, las parrandas, la cultura, la historia…

Hoy he reunido lo posible por pagar una cuota, con este regalo de los que a él le gustan, no se compra, no se vende, se recuerda.

Feliz cumpleaños. Te quiero. Carla.

Compartir
Publicado en Me gusta | 2 comentarios

Ancelotti despedido

Diego Gafo

Diego Gafo

El Real Madrid despidió ayer por la tarde a su entrenador, Carlo Ancelotti. Era un secreto a voces desde hace varias fechas, pero no se materializó hasta ayer. A Florentino Pérez, no le ha temblado el pulso a la hora de echar al entrenador de la ansiada Décima Copa de Europa—la parroquia merengue no la llama Champions League—. De poco le ha servido al italiano el apoyo de sus jugadores o de la afición. Florentino ha destituido a nueve técnicos en doce años: Del Bosque, Queiroz, Camacho, García Remón, Luxemburgo, López Caro, Pellegrini, Mourinho, y ahora Ancelloti. Muchos nombres. Cuando llegue el próximo, todo apunta a Benítez, estará dos años más. Tres a lo sumo. Y lo echarán porque será necesario dar un nuevo impulso. Esa ha sido al menos la excusa puesta por el máximo mandatario blanco.

Curioso que en diciembre se rumoreaba que Ancelotti podría ser el Ferguson del Real Madrid y estar varios años más. Claro que en aquellos días —hace apenas seis meses— el Madrid había ganado, amén de la Copa de Europa, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Es cierto que el equipo desde enero ha dado una imagen paupérrima y se deshizo como un azucarillo. Finalmente, no logró ningún título de los que aspiraba. Ni Liga, ni Copa de Europa ni Copa del Rey.

La contratación de otro entrenador lo único que hace es adormecer a los aficionados blancos. Un nuevo entrenador asegura una nueva ilusión —y el fútbol en el fondo es ilusión—. Lo que ocurrirá es que el nuevo entrenador no podrá elegir a su equipo y tendrá que disputar las competiciones con el plantel que le ha preparado el club. No podrá hacer grandes fichajes porque todos vendrán impuestos por la política del Madrid. Evidentemente, sin proyecto, el equipo no ganará todo y el entrenador tendrá que salir para dar un nuevo impulso, y así ad nauseam… Los socios blancos, satisfechos por la política económica, y embobados por la nueva ilusión, perdonarán otro año sin títulos sin mirar al verdadero culpable de los males del Real Madrid.

Piensen. Sean buenos.

La canción regalo de hoy no podía ser otra: Hala Madrid y nada más. El himno de la Décima. Tómenlo como un homenaje a Carletto. Con todos ustedes: ¡RedOne!

Compartir
Publicado en Colaboraciones | Etiquetado | Deja un comentario

Piscolabis Nº 1

Mariano de Santa Ana

Mariano de Santa Ana

El piscolabis Nº 1 es un referente de Las Palmas en el ámbito del desayuno. Con treinta años de trayectoria, se ha ganado una merecida fama por sus sándwiches de atún y millo, sus rollitos de pollo, sus no menos reputadas pulgas de tortilla con vegetal y sus celebérrimas truchas. Su lema es “en nuestra cafetería encontrará exactamente lo que necesita”. Quizá alguna de estas poderosas razones condujeron ayer a Lucas Bravo de Laguna, consejero del Partido Popular en el Cabildo de Gran Canaria, a buscar refugio en el establecimiento del número 26 de la calle Viera y Clavijo, para, fuera, pero no lejos, de la Casa Palacio, desahogarse a través del móvil por los pésimos resultados que cosechó su formación en las elecciones del domingo.

El periodista, que estaba acodado en la barra ocupado en su sándwich de berros y su appletiser, se vio perturbado en su tarea pues, a grandes voces –es lo que tiene el condenado móvil- un individuo, a ratos alterado, a ratos abatido, hablaba atropelladamente: “En Las Palmas será Augusto Hidalgo, seguro… Agaete, Santa Brígida, un desastre”.

Visto que no lograba concentrarse en su desayuno, el periodista se volvió para ver quién era aquel que lo ocupaba todo con su voz estridente. Lucas Bravo, secretario general del PP de Gran Canaria, que renueva su puesto en el gobierno insular, seguía a lo suyo: “Un desastre, un desastre. El mayor palo…”, “Román juega un papel raro”, “¿Tú crees que Fernando Clavijo controla algo en Telde?”

El asunto bien merecía un descafeinado de máquina y el periodista se quedó un rato más en la barra. “Y Ciudadanos encima que nos ha hecho daño no ha sacado nada. Ni siquiera tenemos uno con el que sentarnos a hablar”. La conversación del consejero con su interlocutor telefónico siguió con los partidos emergentes, ahora con el más emergente de todos ellos, la Agrupación Socialista Gomera: “¿Y los tres de Casimiro Curbelo con CC y PP?”

Difícil saber si Lucas Bravo pudo encontrar en el piscolabis “exactamente lo que necesita”, en cualquier caso, antes de que abandonara el local, el periodista aún alcanzó a oírle: “Y para llevar, uno de atún”.

Compartir
Publicado en Me gusta | Deja un comentario