La maraña sanitaria

 

Marisol Ayala

La Sanidad canaria vive una mala época, una mala racha. Las quejas ciudadanas y profesionales se multiplican porque todo indica que al amparo de la crisis han cortado sin mirar y el bisturí sigue activo y afilado. Los recortes en el sector afectan de manera brutal a determinados servicios asistenciales que van desde cierre de quirófanos, limitación o suspensión de intervenciones quirúrgicas, listas de esperas que se eternizan, servicios de urgencias desbordados o enfermos mayores dando tumbos. En ese escenario comienza a dar un poco de miedo ponerse malito si no disponemos de un seguro privado que garantice una cama y la presencia de un señor con bata blanca que nos consuele. ¿Garantía de curación?, no, pero de los males, el menor. El crédito y del prestigio que históricamente ha tenido la sanidad canaria comienza a sufrir cierto deterioro de imagen; el desánimo y la frustración se pasea tan campante por los atestados pasillos hospitalarios como quien pretende quedarse a vivir. Esa es una realidad palpable.

Sin embargo, parece que para la Consejera de Sanidad del Gobierno Canario, la osada y muy trabajadora, Brígida Mendoza no solo la sanidad canaria alcanza una nota alta, con un 9 la puntuó hace unos meses, sino que realiza declaraciones que revelan que anda un poco perdida, como dando palos de ciegos por dos razones que, personalmente, no creo: O no conoce los entresijos (que lo dudo porque Mendoza tiene una larga experiencia en la medicina privada y pública) o le han impuesto un equipo incapaz de tirar del hilo que desande la enredada madeja. Ella sabe bien porque experiencia le sobra que los males de la sanidad canaria no son nuevos pero que en época de “majo y limpio” la situación alcanza niveles de gravedad lo que sin duda tienen mucho que ver con un desastre organizativo por los siglos de los siglos de los siglos. Detallo algunos brochazos de esa histórica incapacidad organizativa. Hace más o menos un año Diego Falcón, uno de facultativos más valorados de la sanidad canaria, impulsor junto a otros de la construcción Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín hizo unas declaraciones que no hacía más que ponerle altavoz a la realidad que todos conocemos: El Hospital Negrín nació con un concepto asistencial muy alejado del que realiza, dijo. No nació para que enfermos crónicos, enfermos sociales, ocupen una porcentaje de camas que Falcón situó en un 40%. El mal del uso del Negrín ya lo había denunciado con anterioridad la Junta Técnico Asistencial del centro médico al tiempo que un grupo de internistas del centro no entendían, y también lo denunciaron, por qué los Centros de Salud que nacieron con vocación de “mini servicios” de emergencias para aliviar el tapón de las urgencias nunca funcionó como tal. Son muchas las cosas que cuesta entender en nuestra sanidad como por ejemplo, escuchar de qué manera los gestores sanitarios le echan en cara al sufrido enfermo atreverse a acudir a urgencias hospitalarias y no pasar antes por su Centro de Salud. Qué bien se baila cuándo te marcan el paso. Puentear al SCS es una vieja picaresca que el enfermo canario ha utilizado porque sabe de antemano que acudir a su ambulatorio supone perder el tiempo; cualquier duda que asalte a su galeno le animará a desviarle a un hospital de manera que así gana dos cosas, tiempo y mejor asistencia. Partiendo de la base de que cuando estamos malitos queremos que nos vean los mejores, sabido y comprobado está que los mejores médicos, la mejor atención sanitaria la atesoran los hospitales públicos y el enfermo lo sabe.

No dudo de que la consejera de Sanidad, Brígida Mendoza tenga grandes dosis de voluntad pero creo que la maraña sanitaria a la que se enfrenta es de tal calibre, tan antigua y enquistada en el tiempo, que me temo que la buena mujer no pasará a la historia de nuestras islas ni como una gran gestora ni como buena comunicadora. Con ella siempre tengo la impresión de que desea decir una cosa y le sale otra. Curioso, pero es lo que hay. En fin, que como una lleva en esto de la sanidad muchos años estos días escuchando críticas ciudadanas sobre nuestro sistema sanitario alguna voz reavivó mi memoria respecto al Hospital Militar Juan Carlos I. Los más viejos del lugar recordarán que cuándo hace unos quince años el gobierno canario alcanzó un acuerdo con el Ministerio de Defensa para su adquisición, el contento socio-político fue general por dos cuestiones de peso: El centro médico sería utilizado, dijeron, para abordar problemas socio sanitarios y, especialmente, para que un buen puñado de camas fueran destinadas a los enfermos crónicos, enfermos sociales, es decir esos pacientes mayores que son costosos y cuyas posibilidades de curación son prácticamente nulas. Ellos solo precisan atención, mimo y un techo. No recuerdo haber visto ejecutado jamás ese proyecto. Las instalaciones del militar han estado presididas siempre por el desorden y hora es de qué alguien se ocupe de rentabilizar las instalaciones que tenemos entre ellas el grandote hospital militar e intentar descongestionar las urgencias. Que algún gestor con cabeza recuerde que el Negrín, el Insular y el Materno nacieron para curar a enfermos y no para convertirlos en almacén de pacientes crónicos cuya presencia impiden una mejor atención a quienes sí tienen posibilidad de que la medicina les devuelva a una actividad diaria.

Compartir este artículo

Esta entrada fue publicada en Volando bajito. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a La maraña sanitaria

  1. Lola dijo:

    Y lo triste es que a los ancianos que envían a las clínicas privadas no tienen ni de lejos una buena atención en la mayoría de los casos.
    Hace unos años estuve en la Paloma para una consulta y tuve que atravesar el pasillo donde estaban los ancianos, el mal olor que salía de las habitaciones echaba para atrás.

  2. Mery Delgado Padilla dijo:

    Ayer pasé la tarde y parte de la noche en urgencias del insular.es como si me soltarán en un sitio dónde muy pocas cosas tienen sentido.no sé adonde vamos a ir a parar pero cada vez que mandan a mi padre al insular yo tiemblo.también depende de quién lleve los servicios de urgencias,pero es todo muy fuerte.los recortes han hecho que tanto el personal como los pacientes sufran el sinsentido del momento.no tienen sitio para tanta gente.se ven imposibilitados de tanta gente enferma. lo más triste que cada vez que voy salgo más enferma de las personas que hay allí hasta 5 días esperando cama en planta.cómo le ocurrió a mi padre.aunque también me he encontrado grandes profesionales que luchan por los pacientes.pero esto no hay quién lo paré Marisol.es desolador.

    • Marisol Ayala dijo:

      Qué mala experiencia has vivido con seres tan queridos. Les animo a que hagan pública estas experiencias. Aquí tienen mi blog y mi compomiso para airear estos atropellos.
      Buenas noches.

  3. Tere Rodriguez Hernandez dijo:

    He tenido a mis padres ingresados por neumonía en la quinta planta del negrín,y a día de hoy, hace dos dias que salierón no salgo de mi asombro, poco personal, los medicos apenas te daban explicaciones, y no digamos la falta de material, no hab,ia manzanilla ni tila, solo daban una botella de agua al dia, una cuchara grande para comer ya sea la comida y el postre, pedí un camisón de hombre para mi padre porque se lo había manchado y no veas lo que me costó encontrar uno. A todo decían que no había. Yo no salía de mi asombro y sigo sin salir.

    • Marisol Ayala dijo:

      Desgraciadamente lo que relatas es suceptible de empeorar. No creo que esto mejora, al contrario, empeorará y me preocupa mucho. Parece que a los políticos no tanto. Para añadir más agobio a la indefensión diré que los medios de comunicación de Canarias están tan atados al poder que no denuncian la realidad que vive el sistema sanitario público. Creo que las redes sociales y los blogs son la puerta más crítica que tenemos. Del mío respondo.
      Buenas noche y

  4. Lord K dijo:

    Pocos periodistas escriben un artículo con tanta documentación y tanta veracidad al referirse a la sanidad canaria. Enhorabuena. Sus años de estar al pie de calle lo está demostrando en articulos como este. Lamentablemente, el pueblo en general no se entera de la calidad que vamos perdiendo en la asistencia sanitaria hasta que le toque ir a hacerse una prueba o acudir a urgencias.

  5. Médico de Cabecera dijo:

    Marisol, no interprete este comentario como un peloteo pero es el artículo de fondo sobre Sanidad más compleo y necesario que he leido. Lo leí en Canaria7 y me recordó a la periodista que en La Provincia denunciaba decemas de atropellos. Ya eso no lo hace nadie en ese periódido tan lejos de la realidad y usted, cosas de la vida sigue dando caña en la competencía y aquí, en su magnífico blog. Un abrazo y mil gracias. La necesitamos, Marisol. Soy médico.

  6. Juan Ruano dijo:

    SON TODOS IGUALES

  7. Asun Moreno dijo:

    Si solo fueran las subvenciones deportivas, recuerda que cuando Soria era Consejero de Hacienda autorizo una partida de 90.000 euros para hacer un estudio sobre el estado de los campos de golf, fijate que cosa más importante. Cuántos médicos o maestros se podrían contratar con esta partida o similires.

    • Fran dijo:

      O sencillamente lo que se le dá a la Unión deportiva de Las Palmas. Luego nos quejamos pero lo consentimos y todo por mantener a una manada de poligoneros que ni dan bién las patadas al balón y que están cobrando salarios muy superiores a los de un graduado universitario, médico o enfermero. Lo permitimos, se desvía dinero público sin tenerlo para enriquecer a tres mafiosos y luego la gente muréndose en las casas o en los pasillos de cualquier servicio de urgencias. Reflexionemos porfavor y alzemos nuestras voces en contra de estos despilfarros.

    • matahambre dijo:

      Yo trabajé para la Consejería de Educación de Canarias trabajando como informático cualificado y cobrando una mierda, por cierto, pero se ve que para los de “arriba” cobraba demasiado y que mi trabajo no era necesario.
      Pero hay dinero para gastarlo en miles de licencias de windows xp home edition que cuestan 100 € mínimo, para luego formatearlos con una licencia comprada por el Gob. de Canarias a Microsoft por una millonada, vamos, tirando cientos de miles de € a la basura, literalmente.
      Luego se gastan 5000 € en servidores que colocan en centros educativos que podrían cerrar en 2 años ó en 1 año y con solo 9 ó 12 alumnos.
      Si es para educación, por qué no se usa un software libre como una distribución Linux? Por qué se usa Software corporativo y bajo licencias restrictivas bajo copywrite?
      Juzguen ustedes.

  8. Juan Ruano dijo:

    Esto es por culpa de los inútiles que nos gobiernan que solo quieren la poltrona y vivir a costa de los demás. FUERA LA POLICIA CANARIA, REDUCIR AL MAXIMO LA TELEVISIÓN CANARIA, BAJARSE LOS SUELDOS Y QUE COBREN UNO SOLO, LA JUBILACIÓN COMO TODOS LOS CIUDADANOS, ES MUCHO MAS IMPORTANTE LA SANIDAD Y EDUCACIÓN QUE TODAS LAS SUBVENCIONES DEPORTIVAS QUE SE PUEDAN DAR POR AHI.

  9. Ana Rosa Cruz Medina dijo:

    Los seguros privado no son tan buenos como los pintan, la sanidad privada por ejemplo no te costean la quimioterapia, cuando vas a las consultas medicas al pasar la tarjeta te cobran un % de lo que vale la consulta, las analiticas algunas las tienes al dia siguiente sin las pruebas son complicadas te puedes pegar hasta 5 o 6 dias esperando los resultados y un largo etc. Una doctora me decia que los seguros privados estan bien para adelantar un especialista o alguna prueba de rayos y poco mas, con respecto a los centro de salud y urgencias, por experiencia se que a veces atienden mejor en los centros de salud que en el propio hospital y no todos los profesionales son ni tan perfectos ni tan catetos, tambien habra que hablar de aquellos que van a urgencias porque se sientes solos en sus casas se aburren y deciden echar una conversa con el medico de turno y despues pasa lo que pasa y te aseguro que hablo con conocimiento de causa, tengo dos hijos la niña asmatica desde los 9 meses y tiene 24 años y el varon de 27 que a los 25 le detectaron un feocromocitoma maligno en estadio IV y en estos momentos se encuentra ingresado recibiendo quimioterapia, de lo que si estoy totalmente de acuerdo es de la malisima gestion, pero pesima gestion de estos politiquillos de turno, porque por no tener no tienen ni camas de repuesto por si se rompe una asi que si a un enfermo se le estropea la cama habra que poner el colchon en el suelo, asi de claro se lo dijeron a mi hijo ayer, Cefe como te cargues la cama el colchoncito al suelo porque no hay en mantenimiento, hay habitaciones inutilizadas y cerradas por falta de camas, asi que pronto tendremos que llevarnos el puf de casa.

  10. Beatriz Pecoraro dijo:

    Es verdad y como veo la cosa….espero que cdo saquen todos los presupuestos no nos dé un shock

  11. Asun Moreno dijo:

    Ahora toca invocar a nuestra suerte para no enfermar, si lo hacemos estamos perdidos. Mientras padecemos estos recortes, nuestros queridos políticos tienes seguros privados de super lujo con nuestro dinero, si no fuera tan dantesco tendría que reirme.